Como el Buda enseño, la meditación y el estudio se retroalimentan la una a la otra. La filosofía realmente ayuda nuestra experiencia meditativa, y nuestra experiencia personal unida a la meditación profundiza nuestro entendimiento de la filosofía budista. Consideramos muy importante la participación de los estudiantes en ambas actividades de manera que puedan sacar el mayor provecho al Instituto de Verano.